CAMINAR SOBRE BALASTO

En la primera década del siglo XXI aún era posible pisar el balasto entre Guadix y Almendricos, la malograda línea que atravesaba el valle del Almanzora y única conexión que tuvo Andalucía con el Levante peninsular. Todavía quedaban los últimos vestigios de aquel trazado ferroviario vertebrador del territorio y cerrada…