UNA VISITA A LA UNIÓN, SUS MINAS Y FERROCARRIL

La reciente apertura del Parque Minero de La Unión, en la vecina Región de Murcia, y el ferrocarril de vía estrecha de Cartagena a Los Nietos, era una atractiva propuesta para realizar una salida y conocer la historia ferroviaria y minera de esta zona. Con ese objetivo, varios miembros de ASAFAL viajamos hasta La Unión el día 26 de abril, aunque en esta ocasión tuvo que ser por carretera, ya que todavía no es posible hacerlo en tren. Esperamos que algún día Almería pueda quedar unida al corredor mediterráneo y deje de depender de un solo modo de transporte.
El centro de recepción de visitantes del parque minero se encuentra muy próximo a la estación de La Unión, la antigua Mercado, donde hay un amplio aparcamiento o, si se llega en tren desde Cartagena, se puede ir a pie en unos minutos. Precisamente, fue la retomada actividad minera de mediados del siglo XIX lo que propició que se construyera, años después, este ferrocarril de ancho de vía 1’067 m. (posteriormente se redujo a 1 m.) y que, aunque comenzó siendo solo de pasajeros,  luego se convertiría en un aliado fundamental para transportar los minerales férricos hasta el puerto de Cartagena. Así pues, ferrocarril y minería, siempre han estado muy ligados.
Tras la proyección de un breve documental para poner en situación al visitante y permitirle una mejor comprensión de lo que posteriormente va a ver, subimos en un tren neumático que nos llevaría por el Camino del 33 (año de su construcción), que comunica La Unión con la bahía de Portmán, hasta la boca de la mina Agrupa Vicenta. Durante el trayecto, se va ascendiendo en una suave marcha mientras se contempla el paisaje marcado por las numerosas explotaciones y donde destaca el Cabezo Rajado, inicio de la actividad minera en la zona.
La mina Agrupa Vicenta era una mina de pirita y, hoy en día, es una de las mayores de Europa que pueden visitarse. El recorrido es sorprendente y perfectamente explicado por los guías del parque, algo fundamental para conocer cómo era el sistema de trabajo durante las distintas etapas de su explotación, así como las condiciones laborales de los mineros. La visita dura unas dos horas aproximadamente y se desciende hasta los 80 m. de profundidad.

Más información en  http://www.parqueminerodelaunion.es/es/
Una vez dejamos los cascos de minero, tocaba reponer fuerzas con una buena comida en la Nueva California de La Unión,  bar-restaurante que toma su nombre de cómo se denominó a esta comarca en pleno apogeo minero. El recorrido hasta la calle Mayor nos permitió pasar por la estación de Mercado La Unión, donde esperamos la llegada de una unidad diesel de la serie 2900 (un solo coche motor) y pudimos contemplar el modernista edificio del Mercado de Abastos, hoy reconvertido en centro cultural, lugar donde tiene lugar el famoso festival del cante de las minas.
De retorno a Almería, no podíamos dejar de visitar las baterías costeras del Cabo Tiñoso y sus espectaculares vistas de la bahía de Cartagena y del Golfo de Mazarrón. Las dimensiones de estos dos cañones son impresionantes, unos diez metros el tubo, capaces de disparar proyectiles de 1 tonelada de peso hasta 35 km. de distancia. Todo el entorno es un conjunto de fortificaciones artilladas con distinto armamento, fruto del plan de defensa de Cartagena elaborado en los tiempos de la Dictadura de Primo de Rivera y hoy declarado Bien de Interés Cultural. Muy recomendable, a pesar de tener que ascender por una sinuosa y estrecha carretera de montaña.

REDACCIÓN ASAFAL


Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someonePrint this page