LA SEGUNDA VIDA DE LA ESTACIÓN DE PURCHENA

Desde que en 1985 se clausuró el tramo entre Guadix y Almendricos de la línea Murcia – Granada, las estaciones que lo jalonaban han ido corriendo distinta suerte, desde la recuperación del aspecto original de sus edificios, pasando por el abandono absoluto, hasta la demolición y desaparición; sin embargo, lo que le ha ocurrido a la estación de Purchena es algo, por lo menos, curioso. El edificio estaba en completa ruina y la piqueta rondaba sus paredes hasta que una iniciativa empresarial ha reconvertido el antiguo espacio ferroviario en un moderno restaurante. Lo que llama la atención es que ha sufrido una transformación de su aspecto original, ya no por haber sido rehabilitado, sino porque se le ha añadido una planta superior y se ha intentando mantener una estética parecida al original que, a simple vista, parece como un estiramiento del viejo edificio. El resultado se puede ver en la foto que acompaña esta reseña.

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someonePrint this page