ASAFAL EN LA FIESTA DEL PATRIMONIO

Jesús Martínez durante la entrega del premio Chumbo Verde

El viernes 31 de enero de 2014, en la Casa de las Mariposas de Almería, tuvo lugar la fiesta del patrimonio que todos los años organiza la Asociación de Amigos de la Alcazaba para premiar a las personas, organizaciones e instituciones que se hayan destacado por su defensa en la conservación y difusión del patrimonio histórico almeriense, así como otorgar el premio “chumbo verde” para, justamente, todo lo contrario. En este caso, ASAFAL fue invitada para hacer entrega a los “premiados” de tan singular distinción, el Ministerio de Fomento y la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, por la nefasta gestión que vienen realizando con el monumental edificio de la estación del ferrocarril de Almería y que ha propiciado que se llegue al lamentable estado en que se encuentra en la actualidad.

Con estas palabras, Jesús Martínez Capel se dirigió a las personas que abarrotaban la sala de cultura para justificar la entrega del “galardón” a los premiados:

“ENTRE TODOS LA MATARON Y ELLA SOLA SE MURIÓ

Este podría ser, dentro de unos años, el epitafio de la bella Estación de Ferrocarril de Almería, buque insignia de la Compañía de los Caminos de Hierro del Sur de España, inaugurada en 1895, poco antes de la guerra de Cuba. La Asociación de Amigos de la Alcazaba nos invita a entregar este “Chumbo Verde”, compartido al alimón por el Ministerio de Fomento, Adif y la Junta de Andalucía, las tres Instituciones responsables del deplorable estado de deterioro y abandono en que se encuentra el precioso y emblemático edificio. La Asociación de Amigos del Ferrocarril de Almería cuyo logo identificativo es precisamente la Estación y que desde el principio de esta situación viene reivindicando la restauración, conservación y uso de esta joya arquitectónica para los ciudadanos de Almería, aprovechamos la ocasión para denunciar, una vez más, la situación de “falsa monea”, utilizada hasta la saciedad por los políticos del signo del Gobierno de turno que acusan a los otros cuando  están en la oposición pero no solucionan nada cando gobiernan ellos. “Y ninguno se la quea”, acaba la canción.  Fomento y Adif, dueños del Monumento, lo tienen cerrado y desmoronándose poco a poco. ¿Tendremos aquí en el futuro otro Cortijo del Fraile?.  La Junta, por su parte, nos ha tenido engañados a  los almerienses difundiendo a lo largo de décadas por sus “Consejeros y Consejeras” de Cultura que la Estación era BIC, (ahí están las hemerotecas), cuando lo único que habían hecho era promover en 1985 el expediente y, a continuación guardarlo en algún cajón. Y cuando un periodista almeriense, Miguel Cárceles, descubrió todo el pastel, se apresuraron a pasarle la patata caliente al Ministerio de Cultura so pretexto de que el edificio no era propiedad de la Junta, el cual, a su vez, parece ser que lo ha metido en otro cajón. ¡Tiene cajones la cosa!.  En conclusión: los almerienses tenemos una joya arquitectónica del s. XIX, de la época de la Arquitectura del Hierro, que ni es BIC, ni es Monumento Nacional, (esta es otra parte de la historia que contaré otro día) y que está cerrado y cayéndose a pedazos.¿Quién dá más?. ¿Os figuráis cómo estaría este edificio si su ubicación fuera Sevilla o Madrid?.  Y al Sr. Alcalde de nuestro Ayuntamiento que escribió no sé cuántas misivas al ministerio de Fomento del anterior Gobierno de la Nación reclamando la Estación para los almerienses, desde que gobierna su partido se ha quedado mudo al respecto. ¿Veis aquí la utilización como arma arrojadiza pero “ninguno se la quea”?. Ahora que la Ministra del ramo está dispuesta a cedérsela tiene la ocasión de conseguir que la Estación luzca como se merece y tenga un uso y utilidad para la ciudad y los ciudadanos de Almería. Nosotros nos ofrecemos para lo que haga falta.”

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someonePrint this page