ALMERÍA, NO PIERDAS EL TREN, TU TREN

Cuenta el argumento de una deliciosa película británica de los años cincuenta (Los apuros de un pequeño tren, 1953, Ealing Studios), como los habitantes de un pueblecito de la campiña inglesa, con sus políticos locales al frente, se oponen a la supresión del servicio ferroviario que les unía con la capital de la comarca. Tras múltiples gestiones e infructuosos intentos de convencer a la compañía ferroviaria de las negativas consecuencias que para el pueblo tenía semejante decisión, los habitantes de Titfield, que así se llamaba la localidad, toman una decidida y sorprendente resolución. Determinan rescatar del museo local una vieja locomotora de vapor que permanecía olvidada como testigo de los primeros ferrocarriles que circularon por la zona. Con un notable espíritu de independencia y, sobre todo, con el claro convencimiento de que sólo ellos son responsables de su destino, ciudadanos y políticos de este pequeño pueblo constituyen un claro y ejemplarizador modelo de lucha para conseguir objetivos.

Desgraciadamente, Almería no cuenta con una vieja locomotora de vapor en sus museos, que evoque la memoria de un pasado minero y ferroviario más activo, y a la que poder recurrir para reivindicar las ausencias del servicio ferroviario actual. Sin embargo, la otra condición, la de los ciudadanos y políticos comprometidos, debe demostrar que está a la altura del arrojo y capacidad de sus semejantes de Titfield, y conseguir que “sus” trenes permanezcan.

La supresión del servicio nocturno ferroviario entre Almería y Madrid, el conocido expreso, ha puesto en evidencia a la clase política y a la ciudadanía almeriense en general. ¿Sería una mejora para los usuarios llegar a su destino a las cinco o a las seis de la mañana en vez de a las ocho? En los servicios nocturnos la comodidad es tan importante o más que la velocidad. Los argumentos para dejar sin servicio ferroviario nocturno a la ciudad de Almería se han basado en razonamientos muy cuestionables, cuando no claramente falaces. No se trataba de ninguna manera de un servicio obsoleto, ya que sin ser un material de última generación cumplía adecuadamente con la demanda; en todo caso, si el problema era la calidad del material la solución estaba en mejorarlo, no en suprimirlo. La recurrida baja ocupación del servicio es algo que ya causa desesperación: cualquiera que hubiera viajado en el expreso hubiera podido comprobar su alto grado de ocupación y, seguramente, si no realizó su reserva con tiempo se habría quedado sin cama y a todo lo más hubiera conseguido una litera. El último argumento es el de la lentitud, lo cual nos reafirma en la sensación de desconocimiento de los que lo sostienen: cualquier expreso nocturno, con el material más moderno, ocupa para la circulación toda la franja horaria nocturna, para así facilitar al viajero el máximo tiempo de descanso. El objeto es que a primera hora de la mañana los viajeros se encuentren en destino frescos y descansados para afrontar la jornada que les queda por delante.

Todo esto dice muy poco del grado de conocimiento que del medio ferroviario tienen nuestros políticos. Su ignorancia en esta cuestión ha sido clamorosa y, esto es lo más grave, su falta de flexibilidad para buscar asesoramiento en sectores informados del tema ha impedido que se ofrezca una oposición decidida a la medida adoptada y frenar así su aplicación. Incluso, circula un rumor en medios ferroviarios según el cual la ausencia de oposición a la supresión del expreso nocturno sorprendió a la propia compañía ferroviaria. Prueba de ello es que el horario oficial de trenes aún mantiene el expreso de Almería entre los servicios programados. Además, en la Estación Linares-Baeza el expreso del Suroeste andaluz (Algeciras) mantiene su parada para enlazar con las ramas de Granada y Almería.

Las cifras, los datos y las comparaciones con otras capitales españolas nos hacen ver lo injustificable de la medida adoptada. En la actualidad, verano de 2001, un total de cinco expresos nocturnos tienen relación diaria de Madrid con diferentes lugares de la península. Estos servicios que, aún en los casos más veloces, superan claramente las 5 horas de viaje, permiten ofrecer al viajero un servicio nocturno cómodo que suplante la imposibilidad de hacer servicios de ida y vuelta en el día.

La esquina nororiental gallega, la cornisa cantábrica vasca, el occidente extremeño, el noreste catalán y el suroeste andaluz reúnen este tipo de características y, efectivamente, están servidos con relaciones nocturnas. En los tres primeros casos los trenes hoteles de Talgo y en los dos últimos con material convencional de Wagons Lits. En este panorama, sólo la esquina suroriental de Andalucía (Almería y Granada) no disponen de relación nocturna, esa misma que ha sido suprimida en fechas tan recientes. Es preciso apuntar que el resto de las capitales de provincia no citadas disponen de una relación ferroviaria con Madrid en un tiempo de viaje inferior a las cinco horas, lo cual, como ha quedado dicho, permite servicios de ida y vuelta para realizar gestiones en el día.

Una vez consumado el desaguisado hay que ponerle remedio. La demanda de la sociedad almeriense debe ser clara: la puesta en servicio de un tren-hotel con material Talgo que permita una relación de calidad adecuada para Almería. Este servicio ofrece camas (Gran Clase y Turista), además de una suficiente oferta de plazas sentadas de turista para economías más reducidas o románticos de viajes nocturnos con largas tertulias. Este tipo de trenes es el que cubre el servicio en las ciudades ya citadas con una relación nocturna con Madrid.

Aunque otro tipo de noticias ferroviarias para el medio y largo plazo parecen absorber toda la atención, la inmediatez y utilidad de lo aquí planteado necesita una actuación rápida. No se debe, pues, dejar pasar el tiempo y, al estilo de los habitantes de Titfield ser constantes y efectivos. Basar toda la actuación en mociones parlamentarias postveraniegas se antoja inútil y poco comprometido. También en época de vacaciones, cuando los problemas apremian se han de tomar decisiones y no dejarlas para cuando ya es tarde. Si a lo largo del verano no advertimos ningún movimiento decidido por parte de nuestros representantes públicos, una vez más tendremos la sensación de que no han defendido nuestros intereses y su silencio o su torpeza habrán hecho un flaco favor a esta tierra. Los ciudadanos por su parte tampoco han de conformarse con el lamento y la autoflagelación, han de alzar su voz al igual que los ciudadanos de la película británica y presionar a políticos y gobernantes para que el expreso nocturno de Almería no pase a la vía muerta de un museo.

Almería, julio de 2001


Este documento ha sido elaborado por la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Almería (ASAFAL) y es secundado por las siguientes asociaciones o personas:

Asociaciones

  • Asociación de Amas de Casa Virgen del Mar
  • Asociación de Consumidores y Usuarios de Almería (ACUA)
  • Asociación de vecinos Mediterráneo – Oliveros
  • Comité de Empresa de Renfe en Almería, Comisiones Obreras (CCOO)
  • Confederación General de Trabajadores (CGT)
  • Federación de Asociaciones de Vecinos Argar
  • Federación de Asociaciones de Vecinos Espejo del Mar
  • Federación de Asociaciones de Vecinos Siglo XXI
  • Grupo Ecologista Mediterráneo (GEM)
  • Plataforma Prosoterramiento del Ferrocarril y su prolongación hasta el Puerto.
  • Sindicato de Circulación Ferroviario (SCF)
  • Sindicato Español de Maquistas del Ferrocarril (SEMAF)
  • Unión de Consumidores de Almería – U.C.E.
  • Unión de Consumidores de Roquetas de Mar – U.C.E.
  • Unión General de Trabajadores (UGT)

– Adhesiones personales

* María del Carmen Amate Martínez (funcionaria)
* Marisa Andrés Uroz (funcionaria)
* Francisco Andújar Castillo (profesor Ual)
* José Ayala (empleado de banca)
* José Ángel Aznar Sánchez (profesor Ual)
* Josefa Balcells Fernández (funcionaria)
* Rodolfo Caparrós (geógrafo)
* Manuel Carmona Powell (funcionario)
* Trinidad Caveo (empresaria)
* Francisco Cortés (politólogo)
* Eduardo Fajardo (actor)
* Juan García Latorre (profesor secundaria)
* Rocío González Trápaga (periodista)
* María Dolores Jiménez Martínez (profesora Ual)
* Manuel Muñoz Dorado (profesor Ual)
* Miguel Naveros (escritor y periodista)
* Antonio Orejudo (escritor y profesor Ual)
* Andrés Sánchez Picón (profesor Ual)
* Antonio Sánchez Picón (productor de cine)
* José Antonio Martínez Soler (periodista y profesor Ual)
* David Uclés Aguilera (Cámara de Comercio y profesor Ual)
* Diana María Martínez Sáez (abogada)
* María José Terriza
* José María González-Gay Doménech
* Carmen García Lemos
* Ingrid Schulz
* Jafet Rodrigo Serradilla (INE-Almería)
* Antonio Fernández Compán (periodista y miembro del GEM)
* Simón Ruiz (periodista)
* Alfredo Najas de la Cruz (abogado y periodista)
* Abelardo Alzueta Jaro (estudiante)
* Isabel Martínez (empresaria)
* Patricio José Galvez López
* Pilar Pérez Martínez
* Julia Segura Hernández
* María Pérez
* Rocio Salgado Sánchez
* Miguel Arranz (psicólogo y dibujante)
¡
* Miguel Ángel Viciana Clemente
* Luis Martín Suárez (Madrid)
* Laura Núñez Sánchez (almeriense en Madrid, periodista)
* Luis García-Bravo Toribio, abogado
* Celia Fernández Goñi, abogado
* Celia García-Bravo Fernández, diseñadora gráfica
* Manuel Pena Quintas
* Concha Castro Rodríguez
* Jesús Pena Castro
* Dolores Abellán Domínguez
* Angel González Asensio
* Patricia Domínguez Prats
* Martín González Crespo
* Víctor S. Cuéllar Ropero (estudiante y usuario habitual del tren)
* Puri Castillo Martínez (bióloga de Madrid, residente en Almería)
* José Rodríguez Segura (Diputado Provincial en Almería por Izquierda Unida los Verdes Convocatoria por Andalucía)
* Aránzazu del Mar Locubiche Domene (Concejala delegada del área de políticas sociales del Excmo. * Ayuntamiento de Almería)
* Miguel Ángel Jiménez, Madrid
* Rafael Ballesteros Massó (Médico, profesor UAL)
* Brunilda Nache, almeriense residente en Madrid
* Juan Manuel Casas Solvas, Becario de la Universidad de Almería
* Miguel Angel Jiménez Martín, informático, residente en Fuenlabrada, Madrid, usuario habitual de los trenes de Cercanías y de los que hacen el trayecto entre Madrid y Almería diurnos y nocturnos.
* Isabel Molina Torres, empleada de hogar, residente en Fuenlabrada, Madrid, usuaria habitual de los trenes de Cercanías y de los que hacen el trayecto entre Madrid y Almería, diurnos y nocturnos.
* Manuel Cárceles Molina, estudiante, residente en Almería, viajero habitual hasta Madrid.

* Juan Ignacio Jiménez Martín, ingeniero de telecomunicaciones, residente en Madrid.
* Rosario Martín Herranz, residente en Madrid.
* Rufino Martín Martín, jubilado, residente en Canencia de la Sierra, Madrid.
* Diego Martín Martín, electrónico, residente en Canencia de la Sierra, Madrid.
* Fernando Martín Martín, estudiante, residente en Canencia de la Sierra,Madrid.
* Miguel Jiménez Bartolomé, técnico electrónico, residente en Canencia de la Sierra, Madrid.
* Gloria Martín Herranz, dependiente, residente en Canencia de la Sierra, Madrid.
* Pablo Martín Jiménez, conductor, residente en Canencia de la Sierra, Madrid.
* Rafael Molina López, jornalero, residente en Benahadux, Almería.
* Rafaela Torres Morales, ama de casa, residente en Benahadux, Almería.
* Javier Cárceles Molina, albañil, residente en Almería.
* Antonio Molina Torres, repartidor de hielo, residente en Almería.
* Rafaela Molina Torres, ama de casa, residente en Almería.
* Diego Molina Torres, frutero, residente en Pechina, Almería.
* Rafael Molina Torres, albañil, residentte en Almería.
* Rafaela Cano (Valladolid)

Si Vd. o la asociación a la que pertenece, quieren unirse a esta iniciativa, sólo tienen que enviar un mensaje de correo en el que haga constar su nombre y apellidos, nº de DNI o pasaporte, y opcionalmente su profesión o actividad y sus comentarios a la dirección:

elferrocarril@asafal.com

AGRADECIMIENTO: Queremos agradecer desde estas páginas la colaboración de todas las personas e instituciones que están enviándonos sus adhesiones a esta iniciativa ciudadana apoyada y promovida por ASAFAL.

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someonePrint this page