2010: UN AÑO MÁS SIN TRANVÍA

Ha pasado ya un año desde que ASAFAL elevara la voz por última vez pidiendo celeridad para la creación de una red tranviaria en la ciudad de Almería y su área metropolitana. Y lo cierto es que en estos últimos 12 meses el balance de este proyecto es desalentador. Las grandes expectativas con las que la Junta de Andalucía nos sorprendía a finales de 2008 se han ido diluyendo como un azucarillo. En aquellas fechas, la Delegación de Obras Públicas adjudicaba el estudio informativo de una compleja y ambiciosa red de metro ligero que incluía acertadamente no sólo el Bajo Andarax (mediante tren de cercanías), sino también la densamente poblada Comarca del Poniente. Sin embargo, los retrasos a los que tan acostumbrados estamos por estas tierras están minando seriamente el avance de una infraestructura que es esencial para la vertebración y modernización del sistema de transporte público de la ciudad. Así, a los 12 meses de ejecución que contemplaba el estudio informativo se acabaron sumado otros 6 meses de retraso en su presentación, dado que se hizo público en Junio de 2010 cuando la fecha esperada era Noviembre de 2009. Pero además de llegar tarde, el estudio informativo trajo consigo un gran daño para lo que podría haber sido la mayor revolución del transporte público en la provincia de Almería. En primer lugar, la conexión con el Bajo Andarax mediante el tren de cercanías se desvinculaba de ese estudio informativo para integrarse en un plan general andaluz en el que se incluían todas las provincias de Andalucía. Ente hecho obviaba las necesidades particulares del Bajo Andarax, al tiempo que dejaba sin valor la ventaja de que en el caso almeriense la vía ya está construida y electrificada mientras que en otras provincias se proyectan líneas de nueva construcción, lo cual supondrá irremediablemente nuevos retrasos para nuestro cercanías. En segundo lugar, la conexión ferroviaria (tren-tranvía) con la Comarca del Poniente perdía fuerza (por no decir que se descartaba totalmente) en favor de nuevas líneas de autobús con plataforma reservada, una opción más barata pero previsiblemente mucho menos eficiente y competitiva. Y en tercer lugar, el estudio presentado no iba acompañado de un Plan de Movilidad Urbana que definiera la interrelación que el tranvía debe establecer con la red de autobuses existente (reordenación de líneas, billete único) y con el vehículo privado (reordenación del tráfico, peatonalización, aparcamientos disuasorios, plan director de la bicicleta). Cabe destacar que la redacción de dicho Plan se aprobó por mayoría absoluta en el pleno del Ayuntamiento de Almería en Junio de 2008, sin que hasta el momento se haya tenido noticia de él. A pesar de las deficiencias, el estudio informativo salvó el correspondiente periodo de exposición pública que finalizó en Septiembre con tan sólo dos alegaciones, lo cual debería augurar una rápida licitación de la redacción del proyecto constructivo que debería completarse (salvo nuevos retrasos) en el primer trimestre de 2012 según las previsiones de la Junta. Quizá si el estudio informativo hubiera incluido dicho proyecto constructivo (como se hizo en el caso de Jaén) se le podría haber recortado un año a este trámite. En cualquier caso, parece claro que las obras de esta importante infraestructura no empezarán antes de 2013, lo que invita a pensar en 2015 como posible fecha de inauguración, es decir 7 años más tarde desde que se anunciara su construcción. Mientras tanto, nuestros vecinos de Jaén lo tendrán funcionando en pocos meses tan sólo 4 años después de que se iniciara su tramitación. ¿Alguien da más?

Juan Manuel Casas Solvas

ASAFAL

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someonePrint this page